Discos Duros SATA


Aunque quizás solo has escuchado decir disco duro toda la vida, no significa que sea todo lo que hay; así como hay discos duros internos de diferentes especificaciones en cada caso, no solamente en capacidad de almacenamiento, sino que en tipos diferentes y tamaños, es igual con los discos duros convencionales.

No todo teléfono es igual con solo llamarse teléfono, hay celulares, alámbricos, inalámbricos y demás; con los discos duros es bastante parecido, los mas comunes (por tipo de conexión o interfaz) son de tipo IDE y SATA. Hay otros orientados al mercado profesional como SCSI, entre otros. Aquí vamos a hablar de SATA, porque es el más nuevo y el que manda en el mercado hoy por hoy; ya casi no se fabrican tarjetas madre con slots IDE.

Entrada SATA

Lo que significan estas siglas básicamente es en inglés Serial Advanced Technology Attachment, el serial de última generación para el almacenamiento de datos en discos duros; aunque es el principal y el mejor actualmente, el serial ATA no tiene una historia realmente larga, es bastante reciente. Digamos que la “tecnología” SATA es la mejora del interfaz IDE.

Este serial fue creado en el año 2000, por un grupo de empresarios que hoy continúan mostrando y actualizando nuevas capacidades para la creación de este tipo de interfaz. Esa tecnología de discos duros la mantiene una asociación industrial, SATA IO que tienen un presupuesto y un grupo de trabajo enfocados a mejorar dicha tecnología. Los consumidores cada cierto tiempo nos beneficiamos de dicho trabajo.

El puerto SATA es básicamente una entrada que envía y recibe datos de un dispositivo a otro, es decir que se le pueden conectar diversos instrumentos y no solamente el disco duro; lo que más se encuentra en el mercado, aparte de discos duros de serial ATA, son unidades de DVD, CD o Blue Ray. Incluso los discos duros externos aunque los conectas por USB por dentro tienen una conexión SATA.

Mejorías en relación a su antecesor

Doc Station para conectar discos duros SATA en caliente

Doc Station para conectar discos duros SATA en caliente

Durante el tiempo que ha pasado desde la creación de los seriales ATA, que son ya 15 años, ha habido tres versiones diferentes de SATA, que han mejorado constantemente por supuesto; la primera de las entradas SATA tenía una capacidad de intercambiar 150 Megabits por segundo, cosa que en aquellos años era bastante y a cualquiera le encantaba la idea.
Luego apareció el SATA II, que duplicaba totalmente la velocidad del primero, por consiguiente fue muy bien acogido por el público en general y ahora, con el SATA III (Hasta 600Mb/s), tenemos uno de los tipos de transferencia de datos más rápidos que se han encontrado y no es lo único que ha mejorado.

Para comparar la anterior conexión IDE, lo máximo que permitía son 166 Mb/s mediante el modo ULTRA DMA/ULTRA ATA. Aunque lo mas común quizás eran de 33 a 66Mb. La tecnología IDE era la mas común entre los años 1995-2005 pero a día de hoy esta prácticamente desaparecida. Aunque aun puedes adquirir discos duros IDE.

Aparte de su notable cambio en la velocidad de transmisión de datos, SATA tiene otra cosa increíblemente admirable y que sobrepasa a los demás tipos de slots, de RAM y lo que se te ocurra y es que puedes conectar o desconectar un dispositivo SATA al computador cuando está trabajando sin peligro de que se queme o tengas un corto circuito. Es decir puedes conectar un disco duro al puerto SATA en caliente, como si fuese un pincho USB. Algunos ordenadores disponen de conexión SATA externos y se venden Dock Station para conectar discos duros en caliente.

Con la reducción del tamaño de conexión las tarjetas madre disponen de un numero de conexiones SATA realmente altas. Anteriormente lo común era tener 4-6 conexiones IDE, ahora mismo puedes encontrar entre 8 a 16 conexiones SATA e incluso mas.